Siurana es un pequeño pueblo de piedra de la comarca del Priorat, Tarragona. Cuando lleguemos tendremos que dejar el coche en la entrada, ya que es totalmente peatonal. El pueblo está muy bien pero lo realmente interesante (a mi parecer) es que Siurana destaca por estar en el borde de un alto precipicio, ya que está situado en una losa rocosa de interesantes colores. Desde allí arriba podemos ver el pantano de Siurana, que embalsa las aguas del río Siurana.