Famoso por dar nombre al valle del pirineo que a su vez da nombre a una conocida variedad de queso, Roncal es un pequeño pueblo a orilla del río Esca. Un bonito y tranquilo pueblo, de una cincuentena de casas, la mayoría de ellas de piedra a la vista vista.