Entre Estella-Lizarra y el Nacedero del Urederra (Baquedano) se encuentra el pueblo de Artavia. Es un pueblo pequeño,  tranquilo, pero que en verano y cuando el calor aprieta vale la pena acercarse.

Se llega desde el sur por la carretera NA-7136 y nada más entrar al pueblo nos dirigimos hacía la derecha, al río. En nuestro caso una abuela sentada en una silla plegable, se levanto y nos cortó el paso indicándonos que la playa era de pago, por el mantenimiento, y que eran solo 3€ por coche (2016), así que  lo pagamos.

La playa es un pequeño espacio de césped, con alguna sombra y que aprovecha una pequeña presa del río. Tiene una profundidad medía de unos 40 o 60 cm (aunque en algunos trozos llega al pecho) y como el suelo es de piedras es conveniente llevar calzado adecuado.