Cuando viajas de vacaciones, sales de tu zona de confort, hay un montón de variables que no controlas que pueden hacer un infierno las idílicas vacaciones: comida, el tiempo, hoteles, peajes, carreteras, zonas a visitar y un largo etcétera. Como ya hemos comentado en otras ocasiones en nuestro caso intentamos planificarlas lo máximo posible de manera que “la aventura” sea un concepto controlado.

Y para ejemplo, una captura del planing de las vacaciones del pasado agosto que hicimos por Euskadi. Podemos ver para cada día, donde estaremos, que veremos, las coordenadas para no perder tiempo con el GPS, con que nos moveremos…

Quizás parezca excesivo para unos o quizás escaso para otros pero a nosotros nos sirve para olvidarnos de lo material y disfrutar de las vacaciones al máximo. 🙂