El más veterano jardín de Barcelona inició su andadura en el año 1791 gracias al marqués Joan Antonio Desvalls i d’Ardena. Sucesivos descendientes fueron ampliándolo hasta que finalmente fue cedido al ayuntamiento en 1967 y se abrió al público en 1971.

El parque es de pago y con aforo limitado, aunque hay días de acceso gratuito (actualmente los domingos), es conveniente consultarlo en la web del ayuntamiento. El parque tiene dos partes diferenciadas: una neoclásica donde destaca el laberinto en sí, y la otra de estilo romántico en la parte izquierda del parque, donde hay una cascada y un riachuelo artificial que muere en un falso cementerio.


  • Zona: urbana
  • Dificultad: ninguna
  • Duración: un par de horas
  • Coordenadas: 41° 26′ 20.05459″N, 2° 8′ 48.74987″E
  • Época recomendada: Cualquiera.
  • Webs útiles: Ayuntamiento, diagrama del parque y diagrama del laberinto.
  • Ruta con niños: Sí, además fuera del recinto hay un pequeño parque infantil.