Desde que tenemos a Nil tanto la cámara reflex como la compacta salen menos de casa, la razón es que llevamos ya encima bastantes útiles de Nil como para encima llevar más trastos. Así que cuando tocó cambiarnos de móvil decidimos que uno de los aspectos a valorar era que tuviera una cámara decente. Y yo que soy un fanático de las cámaras Sony, ya que creo que tienen una buena calidad, me decante por móviles que tuvieran un sensor de está marca. Al final acabamos los dos, primero yo y después ella, con un móvil BQ X5. El móvil hace buenas fotos, equiparables a la compacta Sony que tenemos y que para el uso que le damos estamos muy contentos. Tanto es así que se han convertido que el X5 se ha convertido en nuestra cámara de diario.

Todo esto rollo venia a que el otro día paseando por el Carrefour vi una oferta de un accesorio para móviles que me parecía muy interesante, y me lo compré, total eran menos de 10€. El accesorio en cuestión se trata de una pinza que lleva una rosca que permite intercambiar tres ópticas diferentes. De forma que el móvil puede tomar imágenes en macro, ojo de pez o gran angular. El macro vale mucho la pena, salen unas fotos preciosas de cosas tan comunes como flores minúsculas. Si eres purista veras unas aberraciones enormes en los laterales pero en general dan un buen resultado para uso no profesional. Respecto al ojo de pez y al gran angular mis pruebas han sido fallidas por lo que no sé si ha sido por mala praxis o que el producto no cumple mis expectativas, aunque a malas por 10€ te llevas unas macros geniales.  (Sí, las fotos son solo de macros)