Montgarri es un minúsculo pueblo deshabitado formado por poca cosa: una casona que actualmente funciona como refugio de montaña y una iglesia. Fin. El refugio nos puede servir como punto de partida para excursiones por la zona de verdes prados alpinos, las frías aguas del Noguera Pallaresa, y de bosques de abetos y de pinos.

Por otro lado tenemos la iglesia, de aspecto románico, por dentro en la fecha que fuimos (San Juan del 2014) se notaba claramente que necesitaba una restauración. Las maderas del primer piso crujían al paso, las paredes tenían la pintura desgastada y el polvo que lo invadía todo le daba muy mal aspecto.

Llegar a Montgarri es muy fácil, primero hemos de llegar al Pla de Beret y desde allí seguir por la pista que sigue en dirección norte. La pista aunque no está asfaltada está en muy buen estado y es apta para cualquier vehículo. En unos siete kilómetros llegaremos a una zona donde hay un aparcamiento a nuestra derecha y un cartel de madera indicando Montgarri, no pararemos aquí. Seguiremos un kilómetro más, el camino bajará al río y en una curva cerrada tomará dirección oeste, y ya estaremos cerca.


  • Zona: rural
  • Dificultad: ninguna
  • Coordenadas: 42° 45′ 32.7778″N, 0° 59′ 40.6009″E
  • Época recomendada: en invierno y principios de primavera está nevado.
  • Ruta con niños: Sí.