Es uno de los lugares naturales del Moianès más sencillos de encontrar en Internet, ahora bien saber como llegar es otra cosa ya que las descripciones son en la mayoría de los casos un copiar/pegar de la reseña del libro Curiositats naturals a prop de Barcelona (Josep Mauri Portolès, Editorial Cossetania).

Siguiendo la idea de Portolès propongo esta variante más accesible que hicimos el pasado domingo 15 con Olga y Jose, unos amigos de el Prat). Dicha idea es sencilla, nos acercamos en coche por cualquiera de las dos pistas no asfaltadas(en el mapa en morado) y aptas para coches hasta donde se unen las riera de Castellnou y el torrent de la Font de la Candelera. Dejamos el coche allí, hay espacio para unos seis coches, y andando cruzamos la riera y seguimos por la pista de tierra(en el mapa en amarillo) que acompaña al río por el lado derecho de este (según baja el agua). Unos dos kilómetros más adelante y en una curva hacía la derecha encontraremos unos hitos de piedra a nuestra izquierda. Hay un sendero no señalizado que baja por el bosque, cuando no podamos bajar más, a la derecha, nos uniremos a otro camino, al poco estaremos en una pista de tierra que sigue bajando hacía el río. Pasaremos cerca de una ermita, y en una curva a la derecha nos encontramos, a la izquierda, un sendero llano que va a contracorriente. En menos de cinco por ese sendero ya habremos llegado.

Nosotros nada más llegar nos encontramos unas cuantas vacas comiendo hierba o descansando. Si vamos por la parte izquierda, bajo las rocas llegaremos a una mini península donde tendremos las cascada y la balsa en frente. Si por el contrario cruzamos la riera por la losa de piedra de nuestra derecha, caminaremos por una húmeda balma (abrigo rocoso), al final de está se encuentra el antiguo molino. Podemos entrar, con cuidado ya que en el suelo hay un agujero directo a la balsa y ver los restos del molino o ver la cascada y balsa desde alguna de las ventanas.

Bonus: Al poco de dejar el coche y de cruzar la riera, si nos fijamos a nuestra izquierda veremos un salto de agua


  • Zona: rural
  • Dificultad: baja
  • Duración: 1:30 minutos (ida)
  • Distancia: +/-2,75 kilómetros (ida)
  • Coordenadas:
    • Dejamos el coche: 41° 47′ 42.058″N, 2° 5′ 9.801″ E
    • Molí de Brotons: 41° 46′ 54.41″N, 2° 4′ 42.57″E
  • Época recomendada: cualquiera. Si ha llovido abundantemente hace poco la  cascada lucirá genial pero el paso al molino por la losa de piedra será un tanto incomodo y humedo.
  • Ruta con niños: Sí, no hay peligros. Excepto quizás el de tirarse a la balsa, cosa desaconsejada totalmente por la calidad y profundidad de las aguas.