Es uno de los lagos de más fácil acceso del Parc Nacional d’Aigüestortes y Estany de Sant Maurici,  que le da nombre a parte del Parque y que sale en multitud de fotos por lo fotogénico que es.

Hay dos formas de llegar al estany de Sant Maurici, caminando o en taxi 4×4. Los 4×4 salen desde el mismo pueblo de Espot y te dejan en el lago. Hay un montón de 4×4 por lo que no hace falta reservar, pagas, esperas que se llene y para arriba.

Por otro lado si vas caminando lo mejor es dejar Espot atrás y coger la pista asfaltada que te lleva hasta el aparcamiento de Prat de Pierró. Cabrán unos doscientos coches, por lo que ve pronto. También hay una pequeña caseta de información y unos lavabos. Al llegar al aparcamiento te dan un folleto en el que de forma muy resumida se entiende que el ser humano no debe dejar muestras de su paso (no música, no bañarse, no arrancar plantas o frutos, no molestar a animales, no ensuciar, perros atados en todo momento o mejor, no los lleves). Lo lógico y normal si vas a un parque natural.

La pasarela…

El camino a pie comienza por una pasarela de madera bajo un bosque de pinos, son unos cuatrocientos metros muy cómodos, a la sombra y con el río más abajo. Cuando se acaba la senda de madera cruzamos el río por un puente de madera, subimos un poco por la ladera del valle y llegamos a un prado.

El prado…

Prados verdes, muchas florecillas y también muchos insectos. Bosques de abetos se encaraman a las laderas de las montañas, incluso en verano veremos hielo en lo alto de ellas. Y enfrente, a lo lejos, tenemos una mole rocosa, son los Encantados. La montaña a la que hemos de llegar, dejar atrás y que aparece en todas las fotos del lago.

El segundo bosque…

Dejamos atrás el prado, cruzamos la pista asfaltada por donde suben (y bajan) los 4×4 y sin darnos cuenta entramos en un bosque. Nosotros vimos un ratoncillo correr por el sotobosque.  El camino poco a poco va perdiendo horizontabilidad y poco a poco vamos ganando altura con calma. Hay un par de momentos que tendremos que subir de golpe pero es más o menos plano con una ligera subida.

La pista…

Hasta que llegamos a la pista sin asfaltar. Hasta ahora íbamos por una camino de un metro o dos de ancho e irregular, ahora vamos a subir por una pista de unos tres o cuatro metros de ancho que sube o mejor dicho, escala con gran pendiente. Nos quedan unos quince minutos de gran pendiente para llegar. A nuestra derecha veremos una ermita y una fuente de agua para refrescarnos, quedan cinco minutos. Pasamos una caseta con un lavabo químico y ya hemos llegado. Ante nosotros el Estany de Sant Maurici.

El lago…

Hay una fuente de la que todos bebemos pero sin garantía sanitaria y una caseta de información que ese viernes de julio cuando subimos estaba cerrada. En el lago se ven muchos pececillos en las zonas más soleadas y poco profundas. También vimos truchas de buen tamaño en zonas con más agua. La zona es muy bella: picos muy altos, abetos, el cielo azul, el agua calmada; bucólico. La vuelta, la bajada, se hace por el mismo sitio, acordaros que los 4×4 no os bajaran al aparcamiento por lo que pensad antes de subir si vais a pata o sentados.

Nosotros subimos con un niño de dos años y medio. Él fue andando desde el coche hasta llegar a la mitad del prado, a partir de ese momento fue un inquilino de mi espalda gracias a una Manduca. A la bajada parecido, a ratos andando y a ratos en la espalda. Tardamos unas dos horas largas en subir, en teoría se tarda una hora y cuarto (sin parar, claro). No hay muchos carteles que indiquen el camino, pero es que tampoco hacen falta, el itinerario está claro. No entraña ningún peligro, no hay barrancos ni nada similar. Simplemente llevad una gorra y crema solar para protegeros del rayos del Sol y a disfrutar.

  • Distancia: +/-4km (ida)
  • Tiempo: +/-1:15h (ida y en movimiento). Nosotros tardamos unas 2h en subir y otras 2 horas en bajar, eso sí, parándonos mucho.
  • Fuentes: 2, sin garantía sanitaria pero bebibles. Una en el propio lago y otra cinco minutos antes de llegar.
  • Época recomendada: se puede ir en cualquier época del año, pero posiblemente encontremos hielo, nieve o mucho frío entre octubre y mayo. Si vamos en otra época una gorra y crema solar nos irán muy bien.
  • Carritos de bebés: Desde luego que no. Aunque hay zonas aptas (el prado o la pasarela), hay zonas de escaleras y alguna que otra zona rocosa.
  • Coordenadas aparcamiento Prat de Pierro: 42.5846º N,  1.04651º E
  • Cobertura móvil: no tuvimos cobertura Orange en ningún punto del itinerario.