La Llacuna de la Tancada es una laguna que encontramos en el extremo sur del Delta del Ebro, muy cerca del inicio del brazo que forma la Punta de la Banya. Con forma similar a la de un ocho acostado, acoge multitud de aves acuáticas que la utilizan como lugar de descanso y refugio. De hecho hay un par de casetas de observación que nos permiten verlas sin asustarlas.

En bicicleta

Nosotros dejamos el coche en una zona de arena fina que parece perderse hasta el infinito, en el brazo de la Punta de la Banya, y desde allí y en bicicleta rodeamos la laguna. Primero seguimos en dirección oeste (izquierda) por una carreterilla por la que casi no circulan coches y si circulan te ven a kilómetros de distancia. Esta parte es un poco aburrida, pero a unos 3 o 4 kilómetros pudimos desviarnos hacia la derecha por una pista de tierra.

Al poco de pedalear entre campos arados y pasar pequeñas y muy pintorescas casetas agrícolas volvimos a una pista asfaltada. Esta pista, en la que no vimos a ningún coche, ni a nadie a decir verdad, corre entre cañas por un lado y verde vegetación palustre (pantanosa) por el otro. Aquí es donde comenzamos a ver multitud de pájaros de muy diferentes marcas y modelos que picoteaban camufladas entre el lodo de los canales y las plantas, o nos observaban desde los cables de los postes de la luz. La pista se desvía hacia la izquierda pero nosotros cogimos un sendero asfaltado prohibido a vehículos de motos. El sendero corre paralelo a la laguna otros 3 o 4 kilómetros y exceptuando algún que otro puentecillo que salva alguna acequia también es llano. Casi al terminar este tramo, hay una caseta de madera preparada para la observación de la laguna y su fauna.

Un poco más adelante volvemos a la carretera y giramos por ella a la derecha.Ya solo nos quedan unos dos kilómetros más para volver al coche, mientras, podemos ver más pájaros desde otra caseta situada a media distancia del coche.

Notas

Como ya he comentado, la zona es muy tranquila, de hecho nosotros en todo el trayecto de unos 10 o 12 kilómetros no nos cruzamos con nadie. Tampoco hay casas habitadas cerca por lo que es buena idea llevar el móvil con la batería cargada. Por otro lado, al ser todo tan llano y plano las distancias engañan. El hecho de que puedas ver cosas que están a varios kilómetros induce a pensar que las distancias son más cortas de lo que son.


  • Zona: rural
  • Dificultad: media (la distancia desgasta)
  • Duración:  2 horas y media (circulando con relajación)
  • Distancia: +/-12 kilómetros (circular)
  • Itinerario: Punta de la Banya – carretera hacia el oeste – Llacuna de la Tancada – casetas de pájaros – carretera –  Punta de la Banya.
  • Coordenadas: 40° 38′ 11.1379″N, 0° 44′ 47.05844″ E (Punta de la Banya)
  • Época recomendada: cualquiera
  • Ruta con niños: El trozo de las casetas para pájaros. La vuelta entera puede ser agotadora.