Los Lagos de Covadonga, que en realidad se llaman Enol y Ercina, son los lagos más conocidos de los Picos de Europa. El acceso es muy sencillo, simplemente hay que hacer los 12 kilómetros por una carretera que asciende serpenteando el bosque y los precipicios. El primer lago, Enol, lo podemos tocar antes casi de llegar y, detrás de una pequeña colina veremos el Ercina. El paisaje es el típico de alta montaña, verdes prados, vacas pastando por doquier y altas cumbres rocosas.

Nota: En ciertas épocas del año se prohíbe el acceso a los lagos en vehículo privado, por lo que tendremos que subir en alguno de los autocares que parten desde Cangas de Onís.


  • Zona: rural
  • Dificultad: ninguna
  • Coordenadas: Aparcamiento 43° 16′ 36.8003″N, 4° 59′ 9.83625″W.
  • Época recomendada: Cualquiera
  • Webs útileshttp://www.lagoscovadonga.com
  • Ruta con niños: Sí.