Muy cerca de Puigcerdà, cruzando la frontera nos encontramos con el pueblo de Osséja. El pueblo no lo visitamos pero si el lago (20170802). Es un pequeño lago artificial en medio de un parque con barcas (llegamos tarde y no pudimos usarlas), patos, un río cerca, minigolf (solo circuito, bastante deteriorado), un parque infantil con diferentes columpios y toboganes para diferentes edades, un bar-restaurante y lo mejor de todos si eres niño (o padre y quieres que se canse sin tu hacer mucho): una zona de inflables.

Por unos 3€ para menores de 3 años (y el enano tenia solo 2 años y medio) dispones de 1 hora para que se suba en 6 o 8 inflables o colchonetas. Un super tobogán, camas elásticas, un barco, una piscina de bolas, etc. Y como en verano hace calor, hay mucha sombra, sillas de sobra y de vez en cuando nebulizan agua.

Llegar es muy sencillo, cruzamos la frontera y nos dirigimos a Osséja, una vez allí hemos de seguir las indicaciones hacia Plan d’Eau. Fácil y sencillo

  • Coordenadas: 42° 24′ 47.46″N, 1° 58′ 35.43″E
  • Precio: <3 años = 1h/3€, si son mayores un poco más pero sale a cuenta.