Si nos da pereza ir a Sevilla y queremos ver la Giralda estamos de suerte, solo hemos de acercarnos al pueblo de l’Arboç, comarca del Baix Penedès.

Por lo que cuenta YaEstáElListoQueTodoLoSabe, parece que gracias a una herencia y unos viajes turísticos por Andalucía, los herederos construyeron una réplic de la Giralda de Sevilla, eso sí, a mitad de tamaño.