La cueva de Simanya es una bonita cueva que podemos encontrar en el Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac. Según el poste indicador de la entrada tiene unos 400 metros de longitud, es un gran tubo recto en el que en la pared izquierda del tubo aparecen dos tubos más.

Al observar el conglomerado de rocas veremos pocas estalactitas y estalagmitas, por lo que podemos deducir que se trata de una cueva joven. Es una cueva grande y andaremos erguidos en casi todo el recorrido, solamente en dos o tres ocasiones deberemos agacharnos.

Por otro lado, indicar que es una cueva en la que por múltiples sitios gotea agua, y en la que nos encontraremos zonas encharcadas. Este agua corre formando un pequeño canal por el que nace un pequeño riachuelo que escapa de la cueva por la entrada.

El acceso a la cueva no es llano, y tendremos que ayudarnos de las manos para ascender por las rocas. Aunque la entrada es muy ancha y alta, tranquilamente tendrá 5 o 6 metros de ancho, el camino de acceso es estrecho. Tendremos que entrar por el mismo riachuelo, por lo que algún resbalón nos llevaremos. De todas formas es divertido y para nada peligroso.

Dada la longitud de la cueva es necesario llevar algún tipo de iluminación ya que hay zonas donde la luz del Sol no penetra y sin luz artificial estaremos totalmente a oscuras. Aunque la cueva se bifurca varias veces y es oscura en zonas, no es posible perderse.

Descripción del camino

Llegar a la cueva es muy sencillo, a medio camino entre los pueblos de Matadepera y Mura tenemos el Coll d’Estenalles, dejaremos allí el coche. Andaremos por la pista asfaltada (prohibida para coches) que hay a la izquierda de la casa de información del parque. La pista asciende rápidamente haciendo eses entre un bosque de encinas y pinos. Unos 10 minutos después, la pista deja de ascender e iremos bordeando la montaña rocosa del Montcau.

Después de un buen rato de marcha, la pista entra en un bosquecillo, habremos llegado al Coll d’Eres. En este lugar encontraremos indicaciones para ir a la cueva, proseguiremos por un camino de tierra que baja con mucha inclinación durante 10 o 15 minutos por un bosque muy húmedo y tupido. Casi abajo, el camino se bifurca, seguiremos a la izquierda hacia la cueva (indicado). Cruzaremos un cauce de un torrente y poco a poco el camino volverá a ser horizontal y saldremos del bosque.

Ahora caminaremos por un sendero que corre por una cornisa, a la izquierda una gran pared de piedra, a la derecha un profundo barranco del que no vemos el fin. Es una zona para tener cuidado con los niños, si ha llovido precaución ya que las piedras resbalan. Pasaremos al pie de una pequeña cascada, si ha llovido, y en pocos metros habremos llegado a la entrada de la cueva Simanya, indicada, aunque visible fácilmente.

Hay otra cueva cercana, la Simanya Petita, más pequeña y camuflada entre la vegetación. El acceso es complicado, tendremos que trepar. La encontramos al poco de salir del bosque y caminar por la cornisa.


  • Zona: rural
  • Dificultad: baja, precaución en la última parte con el barranco
  • Itinerario:
    • Aparcamiento Coll d’Estenalles – pista asfaltada – Coll d’Eres – camino bosque – sendero cornisa -cueva.
  • Duración:  2h (ida)
  • Distancia:  2 kilómetros (ida)
  • Coordenadas:
    • Aparcamiento: 41° 40′ 11.57693″N, 1° 59′ 40.93872″E
    • Coll d’Eres: 41° 40′ 14.38994″N, 2° 0′ 27.1521″E
    • Cueva:  41° 40′ 27.18507″N, 2° 0′ 32.8974″E
  • Época recomendada: cualquiera
  • Webs útileshttp://www.geocaching.com/geocache/GC3YTH6_coves-simanya-simanya-caves-sant-llorenc-savall?guid=913ce201-9e28-48e3-9b2d-dd1e82c0f225
  • Ruta con niños: Sí hasta Coll d’Eres, después es peligroso por el barranco.