El otro día descubrí que en la montaña de Montjuic hay dos jardines botánicos. El que todo el mundo conoce y es el más nuevo, que está entre el Estadio Olímpico y el cementerio, abierto en el 1999, y el que desconocía, creado en 1930, el Jardí Botànic Històric. Este jardín está situado tras el MNAC y tiene un único acceso. Al entrar veremos que tiene dos ambientes bien diferenciados.

Al este (pasando bajo un pequeño túnel) encontramos en una hondonada una masía típica catalana, un pequeño prado, un huerto y plantas en pequeñas terrazas. La idea era representar para los visitantes de la Exposición Internacional de 1929 una típica estampa rural catalana.

En el lado oeste también hay otra hondonada, con más sombra y humedad. Ideal para los días de calor. Varios caminos estrechos descienden sin aparente orden hacia el centro del valle. Nos cruzaremos con un pequeño riachuelo artificial que acaba en un estanque, donde según dicen, se encuentran los árboles más altos de Barcelona.


  • Zona: urbana
  • Dificultad: baja
  • Duración:  1 hora
  • Coordenadas: 41°22’01.9″N 2°09’09.8″E
  • Ruta con niños: Sí.