Al norte de Toulouse encontramos las Gorges de l’Aveyron, un pequeño cañón formado por el zigzagueante río l’Aveyron. Estamos en una zona tremendamente rural con muy poca población, tanto, que resulta raro cruzarnos con algún coche por sus bacheadas y estrechas carreteras. En esta zona podemos destacar los pueblos de Penne (con su peculiar castillo encaramado a una roca de grandes dimensiones) y Bruniquel, y un poco más alejado, encontramos Castelnau de Montmiral. Para llegar a esta última población tendremos que atravesar el Forêt domaniale de Grésigne, un gran bosque de encinas y robles en medio de la más inmensa nada.


  • Zona: rural
  • Dificultad: baja
  • Duración:  visitar los tres pueblos, una tarde.
  • Distancia: 33 kilómetros en total
  • Coordenadas:
    • Castelnau de Montmiral: 43° 57′ 56.3472″N, 1° 49′ 12.78119″E
    • Penne: 44° 4′ 37.64219″N, 1° 43′ 47.23960″E
    • Bruniquel: 44° 3′ 20.07380″N, 1° 39′ 55.41950″E
  • Época recomendada: cualquiera
  • Ruta con niños: Sí, aunque las carreteras tienen muchas curvas.