El pasado 4 de junio subimos al castillo Farners y como hacía calorcillo paseamos por el Parque de Sant Salvador, al lado de la riera de Santa Coloma. Un lugar ideal para que los niños  (y no tan niños) jueguen en el agua.