En Francia se come bien, si el restaurante sigue abierto cuando tienes hambre, claro

. Los franceses cumplen a rajatabla sus  horarios, a las 13h se come y a las 20h se cena. Ni un minuto más. Pero claro, tu como embelesado turista no te has percatado que son las 14:30 y tu estomago acaba de gruñir ¿qué haces?

Tienes varias opciones:

  • Buscar un restaurante donde sirvan comida a esa hora, espero que hayas hecho testamento.
  • Comprar un HotDog prefabricado y calentarlo en el microondas del hotel. Buena suerte…
  • Buscar una cadena de restaurantes, aquí tienes una pequeña lista:

Nota: Ni se te ocurra pedir agua en un restaurante francés, pagarás una botella de lujo por gusto. Pide “l’eau de carafe” literalmente, una jarra de agua del grifo. Pronúncialo así “lo de garaf“. Allí está buena, puedes repetir y es gratis. Aplicable en autopistas y sitios caros.