Quizás sea el nacimiento de un río más famoso de Cataluña, en mi opinión por su A) sencillo acceso ya que es posible verlas habiendo caminado menos de cinco minutos, y B) por la cantidad permanente de agua que sale de la roca. La forma más cómoda para acceder es desde la carretera que va de La Pobla de Lillet a Castellar de n’Hug y desviarse por la pista de tierra que, indicada con un cartel, nos lleva a una explanada donde dejar el coche. Desde allí sale el camino que en pocos minutos nos lleva hasta el nacimiento. Hay que decir que hay escaleras por lo que acceder con carritos de niños puede resultar incomodo.

Hay otra manera de llegar a las fuentes y consiste en aparcar a la entrada del pueblo de Castellar de N’Hug, a la lado de las pistas deportivas, y bajar por un camino en sombra de unos seiscientos metros nos llevará a las fuentes.