Covadonga lo tiene todo: una cascada, una cueva y una iglesia, y todo ello a escasos metros de la carretera. Nada más bajar del autocar que hace el trayecto Cangas de Onis-Lagos de Covadonga, nos encontramos con una pared rocosa por la cual se precipita el agua en forma de cascada que cae a una gran poza. Sobre la cascada, en una gran oquedad de la roca, hay una pequeña ermita. Si nos acercamos a ella subiendo por las escaleras que bordean la cascada, a la derecha encontraremos un túnel en la roca que comunica la ermita con la basílica de Santa María la Real de Covadonga, patrona de Asturias.


  • Zona: rural
  • Dificultad: baja.
  • Coordenadas:
    • Cascada: 43° 18′ 25.68213″N, 5° 3′ 13.25315″W
    • Basílica:  43° 18′ 31.24706″N, 5° 3′ 13.2435″W
  • Época recomendada: cualquiera
  • Ruta con niños: Sí.