Era el 6 de agosto de 2013 y circulábamos por una rústica carretera francesa entre Montluçon y Gien, rumbo a París. Hacia rato que habíamos abandonado la autovía y corríamos entre interminables rectas flanqueadas por un igualmente interminable bosque. Solo veíamos bosque a un lado, bosque al otro lado, la precaria lámina de asfalto sobre la cual rodábamos y una nube oscura que nos lanzaba tímidas gotas de agua.

Cuando de repente a nuestra izquierda la monotonía de árboles desapareció y un ancho prado de unos 200 metros de ancho apareció. Y al fondo, pero muy al fondo, como a un kilómetro de la carretera… ¡divisamos un castillo! ¡Algo interesante! Reducimos la velocidad, nos apartamos en el arcén, dimos una vuelta de 180 grados y volvimos hasta pararnos donde la carretera llegaba al prado del castillo. Por lo que se veía era el típico château francés de mediados de 1800 en perfecto estado, y el prado estaba perfectamente cortado, por lo que no estaba abandonado. Pero ni un cartel de lo que estábamos viendo, para el GPS no era nada relevante tampoco. Así que hicimos una foto, volvimos a girar el coche 180 grados y seguimos la marcha hasta París.

Cuando volvimos a Barcelona, una semana después, busque en Google Maps por la identidad del castillo. Búsqueda que se mostró sin éxito, por lo que deduje que la ruta propuesta del GPS (TomTom) y del  Google Maps eran diferentes. ¡Vaya chasco! No había manera de saber qué castillo era ese o si seria importante…

Hasta hoy, (16 de noviembre de 2014) que he vuelto a probar suerte con una estrategia diferente. Hicimos una foto del castillo, sí, pero también otra más adelante de un deposito de agua y un poco más adelante de la rotonda a la entrada de un pueblo. Así que supuse que algunos de los servicios de Internet podía ayudarme.

  1. Observando la foto de la rotonda he visto que había, pintando en una pared de una casa, el número de teléfono de un comercio. Una sencilla búsqueda del número de teléfono (02 48 58 39 76) me ha llevado al pueblo de Aubigny-sur-Nère. Hora de la foto 15:49.
  2. El castillo tiene que estar entre Montluçon y Aubigny-sur-Nère pero las rutas son varias, por lo que he probado a localizar el lugar de la siguiente foto, el deposito de agua es circular. Se que la foto se tomo a las 15:47 por lo que he buscado una estructura circular a unos 2 minutos al sur del pueblo y… ¡Bingo! Ya tengo la carretera.
  3. La anterior foto, la del castillo, es de las 15:29, por lo tanto en un radio de 18 minutos al sur de este deposito de agua está el castillo. Este paso es más complicado, 18 minutos son unos 20 kilómetros, pero por suerte el castillo tenia un prado enorme rodeado de bosques así que después de 5 minutos lo he encontrado.

En resumen, curiosidad detectivesca saciada, se trata del Château de Saint-Hubert (también llamado Le château du Grand-Chavanon) que según la Wikipedia es propiedad privada de unos australianos.  No pienso ir al castillo pero por lo menos ya sé a qué le hice una foto el año pasado 🙂


Coordenadas de las fotos:

  • Rotonda en Aubigny-sur-Nère: 47° 29′ 13.53″N, 2° 26′ 18.12″E
  • El deposito de agua: 47° 28′ 9.56″N, 2° 25′ 0.08″E
  • El castillo: 47° 18′ 1.72″N, 2° 13′ 58.61″E