Tanto la Sauva Negra como el castillo de la Popa están en la comarca del Moianés. De la Popa es el nombre común o vulgar que recibe el castillo de Castellcir y la Sauva Negra el nombre de un frondoso bosque de hayas. Ambos lugares se pueden visitar en una no muy larga ruta circular de unos cuatro kilómetros largos. (Basada parcialmente en esta ruta).

Para llegar lo más sencillo es desde la población de Centelles, subir por la pista encementada en dirección Banyeres o Puigsagordi, al cabo de unos cinco kilómetros de ascensión, baches y curvas, la pista se acaba de forma abrupta en una puerta para el ganado, dejaremos el coche aquí. Explicar como llegar aquí es un tanto complicado por lo que prefiero que uséis un GPS que sepa leer coordenadas o uséis el mapa inferior como referencia. La ruta, circular, la hicimos en sentido horario y básicamente fue:

Atravesamos la puerta y seguimos hacía la izquierda por una pista que baja. A escasos 20 metros tomamos el sendero de la derecha que llanea por un bosque poco espeso. Al rato llegaremos a un prado, lo atravesamos en dirección a Montserrat y enfrente ya veremos el castillo de la Popa. Bajamos por un sendero con fuerte desnivel y atravesamos otra puerta para el ganado. Seguimos por el sendero que vuelve a llanear hasta llegar a un pequeño prado antes del castillo y finalmente al castillo, las escaleras de acceso están a la derecha.

El castillo está situado sobre una gran mole de roca, alargada que en un extremo tiene forma de la parte trasera de un barco, de ahí el sobrenombre de la Popa. El castillo está en ruinas, pero aún así es visitable y si hace mucho Sol, como el pasado domingo, podremos refugiarnos bajo el techo de la entrada.

Bajamos del castillo, atravesamos el prado y vamos por el camino/pista que en llano nos sale a la izquierda. Veremos que el camino sigue bajo el sol bastante rato y gira a la izquierda al poco rato.

Llegaremos a una puerta para el ganado, nosotros aquí nos encontramos bastantes vacas con unos formidables cuernos, pero muy mansas, por suerte. Atravesada la puerta, la idea es llegar a la masía que hay sobre él, para eso seguimos el sendero que atraviesa el prado y que gira bruscamente a la izquierda y después a la derecha hasta llegar a la casa. Una vez a en la casa seguimos por el camino de su izquierda, este va alternando al principio Sol con sombra hasta que de pronto se interna en la sombra y humedad de un bosque de hayas. Hemos llegado a la Sauva Negra, el camino aunque agradable se nos hizo pesado por su constante subida, muy suave sí, pero en subida.

Al rato el camino se termina, bifurcándose en dos senderos, cogemos el de la derecha que asciende muy bruscamente y durante bastante rato hasta llegar a la puerta de los coches.


  • Zona: rural
  • Dificultad: media
  • Distancia: 4 km
  • Coordenadas aparcamiento (+/-4 coches): 41° 46′ 55.23″N, 2° 11′ 10.68″E
  • Época recomendada: cualquier época, pero ojo que no hay fuentes de agua.
  • Ruta con niños: Si los niños ya andan quizás es para niños acostumbrados a andar bastante, hay varios puntos de subida y bajada que les puedan hacer desistir.