Desde Igualada hasta Capellades, las vistas desde el castillo de Claramunt  son espectaculares. La fortificación se encuentra en la cima de una montaña cercana a la Pobla de Claramunt. La ascensión se realiza a pie por una pista asfaltada, estando prohibido el acceso en vehículo particular.  Es poco más de 1 kilómetro, la pista que se hace en unos 30 minutos y tiene varios bancos de madera para que podamos descansar así como disfrutar de las vistas. Hay una persona a cargo del mantenimiento e información del castillo, por lo que la entrada es de pago y tiene un horario restringido (consultar web).

Como todo castillo que ha sufrido en guerras, no todo él ha llegado en pie a nuestros días. Por lo que la iglesia solo conserva la bonita fachada trasera, o solo existe en la actualidad la planta baja del edificio, o las torres son más bajas que antaño. De todas formas, la ascensión y el pago de la entrada bien merecen la pena para pasar un buen rato observando el valle, correteando por el interior del recinto o admirando la Sala Gran.

En el momento de escribir este texto el mantenimiento y cargo del castillo estaba en manos de un chico de unos 25 años, vecino de Igualada que nos explicó que era un trabajo genial. Si bien casi siempre estaba solo, tampoco tenia un jefe encima, le gustaba ya que había estudiado turismo en la universidad. Trabajaba a su aire, conservaba el patrimonio y conocía y guiaba a los visitantes del castillo.


  • Zona: rural
  • Dificultad: baja
  • Llegar: Si bien lo más cómodo es llegar en coche, La Pobla de Claramunt dispone de estación de tren de los FGC (lineas R6/R60). Habrá que sumar otros 15 minutos desde la estación.
  • Duración:  30 minutos (ascensión)
  • Distancia: +/-1,1 kilómetros  (ida)
  • Itinerario: explanada en la cadena de la pista – pista – castillo
  • Coordenadas:
    • Explanada: 41° 33′ 8.25313″N, 1° 40′ 21.65472″E
    • Castillo: 41° 33′ 17.67208″N, 1° 40′ 9.89377″E
  • Webs útiles: Pobla de Claramunt.
  • Época recomendada: cualquiera
  • Ruta con niños: Sí.