Una encina de grandes dimensiones sita en el Parque Natural del Montnegre-Corredor que rivaliza en tamaño con la masía de al lado, aunque ésta última perdió la contienda hace tiempo.

El acceso es muy sencillo, simplemente hemos de coger la carretera (B510) que va de Llinars del Vallès hacia Dosrius. A un kilómetro de Llinars, surge una pista asfaltada que se adentra en el Parque Natural. Más adelante la pista se bifurca, seguimos siempre las indicaciones del parque. La pista asfaltada pierde el asfalto y ahora rodamos por tierra compactada. Pasaremos a lado de la masía Can Bosc y a unos 4 kilómetros largos (desde la carretera) en una brusca curva hacia la derecha, surge a la izquierda una pista de menor calidad que se dirige hacia Can Miloca y a Can Farrerons. Cogemos esta pista quedando ya solo 1,8 kilómetros, podemos dejar el coche aquí y proseguir 30 minutos andando o dejarlo más adelante. Ahora  ya no hay perdida, a medio camino pasaremos por la izquierda de Can Miloca y en un cruce de 4 caminos nos dirigiremos hacía la izquierda donde en poco más de 5 minutos habremos llegado.


  • Zona: rural
  • Dificultad: baja
  • Duración:  30 minutos (ida)
  • Distancia: +/-1.8 kilómetros (ida)
  • Coordenadas41° 37′ 42.4027″N, 2° 26′ 40.36747″E
  • Época recomendada: cualquiera
  • Ruta con niños: Sí.